“La naturaleza no se equivoca,
una pequeñísima semilla esconde dentro de sí,
toda la majestuosidad y fortaleza de un roble.
Nunca olvides que, por más pequeño,
tienes el don de llegar a ser todo lo majestuoso que ERES, siempre”.
 
Gracias al trabajo en equipo y la colaboración de las familias sorprendimos a los alumnos en sus casas.
 
 
 
 
WhatsApp chat