Publicada el Nov 4, 2014

Somos una escuela de gestión privada bilingüe inglés/castellano de doble escolaridad obligatoria a partir de la sala de 5 años.

Nuestra orientación es en Humanidades y Ciencias Sociales especializada en idioma inglés.

Tal como lo expuesto en nuestras bases fundacionales, somos una escuela que educa y vive en valores; que como escuela bilingüe forma comunicadores competentes; permite experimentar nuevas formas de aprender y enseñar; promueve la expresión a través de distintos lenguajes artísticos; inculca el cuidado del medio-ambiente; e incentiva la participación y el compromiso social.

Nos distingue la atención de la singularidad donde cada uno puede desarrollar sus capacidades y trabajar sus dificultades. Contamos con una historia de 35 años escrita entre todos, basada en el diálogo y el reconocimiento individual, generando un clima en la escuela que da seguridad y sentido de pertenencia, que ayuda a los alumnos a forjar su identidad y autoestima, favoreciendo la adquisición de conocimientos y el desarrollo de competencias cognitivas tales como saber razonar, relacionar, inferir, y las socio-emocionales como aprender a trabajar en equipo, por proyectos, utilizando la creatividad para la resolución de problemas.

Apelamos a la construcción colectiva del conocimiento, desde el deseo, la curiosidad, el uso de nuevas tecnologías, el trabajo compartido y la idoneidad de nuestro personal docente para formar egresados preparados para la vida, muñidos de conocimientos, estrategas del conocimiento pero fundamentalmente buenas personas.

Actividades extraescolares

Escuela de deportes

Comienza un nuevo año, y con él, la ilusión de renovar nuestro compromiso con nuestros alumnos, el de brindarles una educación que agote todas sus necesidades de formación. Nuestra escuela de deportes busca como objetivo un proceso en el cual los niños aprendan habilidades motrices, se desarrollen emocionalmente, creen vínculos interpersonales y se formen en valores. Realizaremos encuentros con otras instituciones ofreciéndoles a los niños la posibilidad de reconocer en la práctica deportiva el valor del juego cooperativo, el esfuerzo compartido, la alegría del encuentro tanto en la victoria como en la derrota y el compañerismo como logro de alto contenido formativo, no ligados a la excelencia competitiva.